Si te sorprende tu jefe visitando Facebook, YouTube o cualquier otra red social, ya tienes una justificación para hacerle frente a sus reclamaciones. Científicos australianos realizaron un estudio que demostró que navegar en las redes sociales por razones personales en horas de trabajo aumenta la productividad en un 9%.

El uso de Internet en el tiempo libre en la oficina despeja la mente y agudiza la concentración, así lo indican los resultados de la investigación realizada por la Universidad Melbourne de Australia. Estos hallazgos parecen ser muy convenientes para todos los que acostumbramos visitar las redes sociales en nuestro lugar de trabajo, y hasta tranquiliza nuestra consciencia ¿no es así?

Bueno, si lo pensamos bien, estas observaciones tienen sentido. Dentro de las redes sociales podemos encontrar información que nos motive para trabajar implementando nuevas o diferentes estrategias, o que genere inspiración para nuevos proyectos relacionados con nuestro campo de trabajo. Las redes sociales despiertan nuestra imaginación y permite la lluvia de ideas. En las redes sociales, es muy común que nos inspiremos en lo que otras personas aportan para nosotros implementar de alguna manera esa aportación.

Espera, tampoco te emociones tanto, el estudio indica que dicho incremento de productividad que se logra con este “descanso mental” es posible cuando se navegan las redes sociales durante un 20% o menos del tiempo total de una jornada de trabajo, tampoco se trata de justificar quedarse “colgado” de Facebook, Twitter, YouTube, blogs o cualquier otra red social durante todo el tiempo que tu quieras.

Muchas personas que he conocido en Twitter se han auto-declarado adictos al micro-blog, así como también a Facebook, y se mofan de utilizar estar redes sociales en exceso durante su jornada laboral, lo cual podría terminar en despido, y muy justificado creo yo, cuidado, que ni el resultado de esta investigación los podría salvar.