Como tantas veces he mencionado: Twitter es lo que quieras que Twitter sea, el problema es cuando al saber del poder que tiene este micro-blog para influenciar a la gente, algunas personas ven las oportunidades de audiencia y utilizan el engaño, haciéndose pasar por personas que no son, para ganarse la simpatía y acarrear lectores a su contenido.

Generalmente, estos charlatanes se hacen pasar por mujeres atractivas y muy simpáticas, su carisma atrae a seguidores, y varios de éstos quedan fácilmente encantados con la atención que reciben por parte de esta carismática persona. Han sido muy pocos los casos de suplantación de identidad en Twitter, es muy difícil comprobarlos y casi siempre se quedan en mera sospecha, pero existe uno muy bien documentado entre los usuarios de habla hispana que muchos usuarios no conocieron: el de la @RubiaGuru cuyo supuesto nombre era Karen Silveri, una “experta” en SEO que fue personificada por un hombre.

Hay un común denominador entre estos suplantadores de identidad en las redes sociales, al menos tratándose de los que se dirigen a una audiencia latinoamericana, éstos ofrecen ideas de negocio en la Web, consejos de cómo ganar visitas a tus sitios, hacer dinero y otros varios trucos SEO. Estos tips no solo tienen sentido, algunas veces hasta resultan ser muy buenos. Sin embargo te ocultan su más grande secreto para tener éxito, el de suplantar la identidad de una bella y carismática mujer que además tiene el encanto de ser inteligente y con conocimientos de la Web 2.0.

¿Hasta donde los lleva el éxito a estos suplantadores de identidad en Twitter y demás redes sociales? No muy lejos, a pesar de contar con fieles seguidores que defenderán a esta simpática “mujer” a pesar de las sospechas, finalmente sucumben ante la falta de pruebas para demostrar su identidad. De esta manera sucedió con la @RubiaGuru, quien después de ser aceptada en algunos proyectos de bloggers, no pudo sostener la mentira ante la falta de comunicación directa, y se retiró de Twitter después de una supuesta mudanza en octubre del 2008.

Después de la búsqueda extenuante de la persona que estaba detrás de la Rubia Guru, se determinó entre otros detalles, que este era un hombre llamado Carlos. Así mismo, la chica cuya imagen fue utilizada por este hombre para hacerse pasar por ella y cuyo verdadero nombre es Rachel y vive en Estados Unidos, encontró la manera de comunicarse con un bloggero que había caído en el engaño. Las fotos de ella habían sido sustraídas de la cuenta de Rachel en Flickr, así de sencillo.

Es muy difícil saber cuando alguien está suplantando una identidad en Twitter, pero aquí te doy 12 señales que pueden ayudarte a identificar a estos charlatanes:

1.- Conoces solo una o dos fotos del usuario, quien desde luego ofrece una imagen atractiva.

2.-Aunque se encuentra en una red social, no habla de su vida, por ejemplo, sus tweets nunca incluyen información de su familia, sus hobbies, nada personal.

3.-No hay twitpics (fotos) ni del lugar donde están, de su familia, y mucho menos de ellos mismos.

4.- Declina la invitación de otros usuarios en la realización de podcasts, llamadas telefónicas, por skype, cualquier medio donde se requiera la comunicación por voz.

5.- No hace presentaciones públicas, no asiste a los eventos organizados por la gente que vive en la misma ciudad y que comparten los mismos intereses o profesión en la red social, nadie la(o) conoce.

6.- Sigue y busca ser seguido por gente de otros países, evita la comunicación con la gente que se encuentra en el país donde dice vivir. Esto sucede desde el inicio o después de que se sospecha de su identidad.

7.- Busca crecer su audiencia y siempre genera información donde sus lectores puedan encontrar algún provecho monetario. El marketing y la generación de dinero son los temas más relevantes en sus blogs. Por supuesto que su interés no es simplemente el de ser popular.

8.- Cuando un hombre se hace pasar por mujer, exagera en sus gestos femeninos con risitas, caritas, juega, y es un poco “tonta”, ya que comúnmente el hombre latinoamericano tiene muy arraigado el que estas características pertenecen a una mujer (sin intención de ofender en este punto).

9.-Existe desviación de temas que tienen que ver del lugar donde vive y donde trabaja, de los lugares que frecuenta en su tiempo libre y otros datos que puedan revelar que su ubicación e identidad es falsa. La forma en que desvían el tema es casi siempre a forma de broma, quieren distraerte, hacerte reír para no tener que informarte de ellos.

10.-Deja de seguir y bloquea a los usuarios que directamente cuestionan su identidad, sobre todo a aquellos que viven en la misma ciudad de este suplantador de identidad.

11.-En su Facebook no existen familiares ni amigos de su escuela, solamente gente que conoció en las redes sociales, al igual, no encontrarás álbumes familiares. (También puede ser que no te quiera mostrar ese contenido por motivos de seguridad, así que no es una señal determinante).

12.-Una vez que las sospechas son un secreto a voces, es posible que desaparezcan fingiendo una ausencia justificada, pero a veces solo retoman un nuevo avatar que ya no es su foto sino una caricatura, por ejemplo, y eliminan cualquier rastro que pueda llegar a descubrirlos.

Pido con toda su atención posible, que la información manejada en este post no vaya a ser motivo de desconfianza a muchos usuarios de Twitter que prefieren mantener el anonimato y que ocultan datos de sí mismos, incluyendo su imagen física, muchos de éstos se encuentran en Twitter para conocer gente a un nivel personal, para pasar el tiempo o simplemente son tímidos, estas personas por lo general no buscan venderte una idea, y también es una razón muy válida para estar en Twitter.

Una vez que casi se tiene la certeza de una identidad falsa, lo mejor que puedes hacer, es simplemente ignorar al usuario y no hacer declaraciones públicas de ello, solamente lograrás atraer la atención al charlatán, y esto es precisamente lo que éste desea, una mayor audiencia.