Esta pregunta de porque usamos Twitter es muy común por parte de quienes no conocen, tienen curiosidad o son escépticos del micro-blog. Las personas te pueden dar varias razones para estar en Twitter: para estar en contacto con amigos y compañeros de trabajo, para ampliar conocimientos de su hobby o profesión, para promocionarse a ellos mismos, su marca o producto, para promover su blog, infinidad de razones. Sin embargo, esta pregunta muchas veces va dirigida en un sentido más profundo, se interroga la naturaleza de este comportamiento humano para participar en este tipo de comunicación en tiempo real con individuos que en su mayoría (así lo indican las encuestas), no conocemos personalmente.

Debe existir una razón central para participar en Twitter, talvez es simplemente el estar y sentirnos conectados con otras personas que no están con nosotros, socializar en una nueva escala valiéndonos de nuevas tecnologías, así de sencillo. Nunca antes existió una experiencia humana como la que se logra con Twitter, que es una fiesta de conversaciones permanente, siempre disponible, a cualquier hora del día y desde donde te encuentres en el mundo, y a la que además puedes tener acceso desde tu teléfono celular.

Eso es lo que hace a Twitter único, y diferente de las salas de chat, las cuales son inaccesibles o difíciles de usar desde un celular. Lo maravilloso de Twitter es que es muy fácil ponerte al tanto con tus seguidores y amigos desde cualquier parte, cuando sea, y con prácticamente cualquier tecnología. Así que como vemos no es tan difícil entender por que Twitter se ha vuelto tan popular tan rápido. A las personas les gusta socializar con otras personas y Twitter hace esta socialización extremadamente simple y permanente.

La psicología de Twitter, y el deseo de ser reconocido

Twitter satisface las principales necesidades sociales, como las de pertenencia, amor y afecto. Las relaciones de amistad, románticas y familiares ayudan a llenar la necesidad por la compañía y aceptación, así como la participación en la comunidad o grupos religiosos. Claramente, el sentirse conectado a la gente en Twitter ayuda a llenar un poco esta necesidad de pertenecer y ser apreciado.

Un mayor nivel de necesidad, relacionado con la autoestima y reconocimiento social, también puede satisfacerse con Twitter. Esta red social permite a la gente normal sentirse como celebridades, y en el peor de los casos, Twitter es un ejercicio de narcisismo incondicional al tener la idea de que a otros realmente les importa lo cotidiano de nuestra vida, así lo asegura el artículo “Understanding the Psychology of Twitter” del blog Psychology Today, el cual señala que este fenómeno de micro-celebridad se guía por ansiedad existencial: “Twitteo, luego existo”.

“Nos encontramos en la era más narcisista de la historia”, señala el Doctor David Lewis, neuropsicólogo cognitivo, quien también dice que el uso de Twitter sugiere un nivel de inseguridad en donde necesitamos ser reconocidos para saber que existimos. Lewis sugiere que Twitter puede evitar inseguridad a corto plazo, pero que no se cura.

Por su parte, el psicólogo clinico Oliver James, dijo que “Tuitear se deriva de una falta de identidad. Es una constante actualización de quien eres, que eres, donde estas. Nadie con un fuerte sentido de identidad participaría en Twitter.”

Acerca de la naturaleza “narcisista” en Twitter

Me parece injusto que se nos llame narcisistas por querer y disfrutar de la atención de los pocos o muchos seguidores que tenemos en Twitter, no quiere decir que algunos de nosotros no lo seamos, no, de hecho me parece una característica muy humana que en algunas personas se manifiesta más que en otras, a lo que me refiero es que este “fenómeno narcisista” no nace y/o crece a causa de Twitter, existe dentro de cada uno de nosotros y es algo muy natural, salvo en casos clínicos, desde luego.

Sin embargo, el análisis o conclusiones de estos reconocidos psicólogos me hace analizar desde un punto de vista existencialista, si en realidad estamos en Twitter para alimentar nuestra narcisista personalidad, porque tengamos problemas con nuestro sentido de identidad y no porque tengamos razones más objetivas, como el de mantenernos informados, hacer contacto con personas que puedan enriquecer nuestras vidas profesionales y personales, para pedir ayuda, para formar parte de lo que llamamos una: inteligencia colectiva”.

El narcisismo puede llegar a ser un desorden de personalidad, el cual se define como tener un exagerado sentido de importancia a sí mismo, extrema sensibilidad a la critica, una constante necesidad de atención, y una tendencia a subestimar nuestras habilidades personales y logros. Me atrevo a decir que todos nos sentimos un poquito así: Creemos que somos importantes, nos es difícil ignorar las críticas, creemos que lo que hacemos esta bien, en todo caso ¿para que las haríamos entonces? Si sucediera lo contrario: Creer que no somos importantes, creer que lo que hacemos está mal, aceptar la crítica como cierta, y no darle importancia a nuestros logros, entonces tendríamos un grave problema de autoestima, de falta de seguridad que nos alejaría del resto de los seres humanos.

Me parece que las personas que sufren del desorden de personalidad narcisista, o histriónico (excesivamente emocional con la preocupación de ser el centro de atención y exageradamente dramático) son en Twitter quienes tienen problemas en reconocer los éxitos de los demás, en compartir el contenido de otros usuarios, quienes solo quieren hablar de ellos mismos todo el tiempo y quienes se enojan y muestran sus celos con sus amigos cuando ellos halagan a otros usuarios de Twitter. Este tipo de usuarios tienen, tanto dentro como fuera de Twitter, problemas de adaptación. Pero quienes reconocemos los esfuerzos y las iniciativas de los demás, quienes colaboramos con otros sin esperar nada a cambio, quienes consolamos a otros usuarios en tiempos difíciles, quienes compartimos con nuestros seguidores contenido interesante de otros, quienes nunca identificamos a nadie como “competencia” en Twitter sino como colegas, aliados, ¿somos egocéntricos?

He de confesar que me gusta influir en los demás en Twitter, que me siento bien cuando la gente comenta mis tweets, que los “retweets” de mis mensajes me hacen sentir bien, que mi autoestima crece un poquito cuando me halagan en Twitter, y creo que es algo positivo el sentirse así, me hace sentir honrada, no ególatra, y me hace sentir valorada, no inalcanzable. Estoy segura que así como me siento yo, se sienten muchos otros usuarios de Twitter, quienes con gusto, a su vez también comparten el contenido de otros usuarios porque encuentran valor en ellos, porque son apreciados como personas, y no vistos como celebridades.

Y tú, ¿Crees que eres narcisista por participar en Twitter?

Ahora, que si quieren saber donde están concentrados los tweets narcisistas, existe tweetingtoohard.com, “donde los tweets de los que se dan mucha importancia tienen el reconocimiento qu
e se merecen”, y la verdad, es muy divertido leerlos.