Facebook anunció esta mañana que otorgará a sus usuarios un mayor control de sus contenidos, y que les informará mejor de las opciones y prácticas de privacidad. Estos cambios incluirán la notificación de agregados a las políticas de privacidad de Facebook, y de modificaciones técnicas que le dan al usuario más transparencia y control sobre la información que comparten con aplicaciones de terceros.

Estos cambios, que evidentemente tienen satisfechos a muchos usuarios de Facebook, son el resultado de un número de recomendaciones que la Oficina Comisionada de Privacidad de Canadá le hizo a Facebook.

“Nuestro productivo y constructivo diálogo con la oficina del Comisionado nos ha dado la oportunidad de mejorar nuestras políticas y prácticas de forma que proporcionarán aún mayor transparencia y control a los usuarios de Facebook”, señaló el Vice-Presidente de Comunicación Global y Política Pública de Facebook, Elliot Schrage.

Cambios específicos en favor de la privacidad en Facebook:

  • Actualizar las políticas de privacidad para describir mejor sus prácticas, incluyendo las razones para obtener los datos de fecha de nacimiento, la memoria de las cuentas de quienes suspenden sus cuentas, la diferencia entre desactivar y borrar cuentas, y de cómo funcionan los programas de publicidad.
  • Animar a los usuarios a verificar sus opciones de privacidad para asegurarse que las selecciones reflejan las preferencias del usuario.
  • Incrementar el entendimiento y control que el usuario tiene sobre la información a la que tienen acceso aplicaciones de terceros. Facebook introducirá un modelo de permisos que requerirá que las aplicaciones especifiquen las categorías de información a la que desean tener acceso para obtener el claro consentimiento del usuario antes de que cualquier información sea compartida. Así mismo, el usuario deberá aprobar específicamente cualquier acceso a la información de sus amigos, lo cual estará sujeto a la privacidad de los amigos y a sus opciones de privacidad.

Facebook dice que los trabajos en estos cambios planeados empezarán de inmediato, aunque algunos de ellos tomarán más tiempo para que se vuelvan visibles. Los administradores del sitio deberán preocuparse de actualizar y probar el nuevo API de Facebook y de que los desarrolladores de aplicaciones terceras programen y prueben sus propias aplicaciones. Facebook pronostica que todo el proceso de cambios llevará aproximadamente un año en realizarse.