Ante la represión del gobierno y el narcotráfico que el periodista sufre, y la autocensura de los medios de comunicación, la alternativa del periodismo en México es la Internet, asegura Rodolfo Franco, periodista del centro del país que en los últimos tres años ha sido víctima de constantes actos de censura, mismos que fueron documentados ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Los propios periodistas se convirtieron en los enemigos del periodismo, dijo por su parte José Antonio Zapata Cabral, editor en jefe del periódico La Jornada en Aguascalientes y quien también es el primer periodista digital en el estado.

Zapata Cabral, también creador de Elreportero.com.mx, dirigió esta conversación en video con Rodolfo Franco, quien por amenazas del propio gobernador de Aguascalientes, Luis Reynoso Femat, canceló su programa “Comentando la Noticia” en la estación de radio XEBI, después de haber denunciado al aire la presencia del narcotráfico en el estado.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=x4rwCMmK2lQ]

Entre lo más destacado que encontré en las palabras de Rodolfo Franco y que quisiera resaltar:

“Existe un letargo periodístico. Los medios impresos están muriendo, están agonizando, son endémicos porque no hay interés del lector que no encuentra nada diferente en las notas, porque no existe nada interesante, es el devenir de una ciudad: un robo, un salto, un atropello, una visita del mandatario a un hospital, una escuela, la colocación de una primera piedra o la última piedra, y de ahí no sucede más. El hurgar sobre la situación real del estado, una investigación, no se da”.

La situación es “también producto de una perniciosa práctica de no pagarle suficiente al periodista para que no tenga que recurrir al famoso chayote. Al no tener los ingresos suficientes, el periodista no va a invertir su tiempo en investigación, lo va a utilizar en generar las 5, 6, 7, 8 que le piden por paquete a los reporteros para no darles el tiempo para pensar, para el remanso intelectual donde pudieran encontrar el hilo de la madeja para ir deshebrando y encontrar la forma y el fondo de lo que está sucediendo anómalo en una sociedad. Son vicios que no han cambiado”, continúa Franco.

“La alternativa es la Internet, es por este conducto donde el periodista puede ejercer un uso pleno de su oportunidad de denunciar, exhibir, alzar la voz, enviar y reenviar la voz; es donde la sociedad se ha volcado a encontrar la respuesta a lo que está sucediendo, y no existe censura. El Gobierno está preocupado y existe un monitoreo impresionante en estos medios, pero no ha podido hacer nada”, dice.

“La batalla no está perdida, es con nosotros mismos”, agrega finalmente el periodista.

La Web es el medio indicado para que los periodistas puedan realizar su labor con responsabilidad hacía la verdad en vez de con fidelidad a su medio y temor al gobierno y a los protagonistas del narcotráfico, y sin embargo, representa un reto enorme con muchos obstáculos a vencer, es un desafío de cuya evolución hemos empezado a ser testigos y lo seguiremos siendo en los próximos años. El periodismo digital parece ser la mejor alternativa, y no solo eso, también la evolución natural donde el ciudadano común puede establecer conversaciones con el profesional de la información, generando así una retroalimentación de la que todos saldremos beneficiados.