Miembros de bandas criminales que ya habían sido detectados en sitios como MySpace y YouTube, se han extendido a Facebook y a Twitter. Las redes sociales se han convertido en recursos muy sustentables para que las bandas delictivas intercambien información, recluten miembros, hagan negocios de tráfico de narcóticos, dediquen amenazas, promuevan violencia y se expandan.

Así se informó a través de Alberto Torrico, Líder Mayoritario de la Asamblea del estado de California, quien el pasado jueves dirigió una audiencia privada ante la Asamblea con el nombre “”Gangs 2.0: The Emerging Threat of Cyberthugs.” (Bandas 2.0: La amenaza emergente de la ciber-matones”).

Un estudio de i-SAFE Inc del 2007, publicado en el Journal of Adolescent Health, fue uno de los temas en el evento, el cual revela que el 70 por ciento de los miembros de bandas criminales que fueron encuestados señalan que para ellos es más fácil hacer amigos online que fuera de Internet.

Los teléfonos celulares son otra herramienta que usan las bandas de criminales para coordinar sus actividades, incluyendo a sus miembros que ya están encarcelados. Más de 4,100 celulares han sido confiscados en las cárceles de California en lo que va del año por ser considerados una amenaza a la seguridad.

Como ejemplo de bandas de criminales en Latinoamérica utilizando las redes sociales para sus operaciones, debemos recordar al gobierno de Brasil exigiendo a Google una lista de unas 24 personas brasileñas que presumiblemente usaban el sitio Orkut para vender drogas ilegales y pornografía infantil en el 2006.

La duda que queda en el aire es si los cárteles del narcotráfico en México y en otros países de Latinoamérica además de Brasil, también se han integrado activamente en las redes sociales como Twitter y Facebook, y no me extrañaría saber que lo hacen con mayor eficiencia y creatividad que las autoridades policíacas y los representantes del gobierno, quienes se han visto no solo muy lentos en adaptar la nueva media, sino también muy incompetentes y temerosos ante estas nuevas formas de informar, estar informado e interactuar.