Twitter es para formar una comunidad online auténtica y personalizada que nos lleva a formar y fortalecer relaciones con personas, ya sea de manera personal o profesional. No es acerca de números, y definitivamente, es una experiencia diferente para cada quien. Tu Twitter es como siempre ha sido tu propio círculo social individual, es único.

¿Entonces porque tanta obsesión con saber cuando alguien nos ha dejado de seguir en Twitter?  Existe una falacia perpetuada por Qwitter o Twitterless, esta primer herramienta hasta te dice cual fue la “causa” por la que te dejó de seguir alguien, es decir, tu último tweet antes de que te aplicaran el “unfollow”. Todos los días, y sobre todo al inicio de la semana, puedo leer a varias personas quejándose de la última persona que los dejó de seguir, especulando la razón, algunas de ellas, obsesivamente, en varios tweets consecutivos. Para ser sincera, esas personas me asustan un poco.

El desarrollo de las conversaciones en Twitter no es muy diferente a una situación social en vivo. A veces te encontrarás como en una fiesta, entrando y saliendo de grupos muy pequeños, otras veces hablas con una sola persona, y otras es como si estuvieras hablando contigo mismo. También, hay días en que publicas muchos tweets, y otros días en que estas ausente, es sencillamente cuestión de elección personal, y de obtener la mejor experiencia posible para ti, basándote en tus preferencias en las conversaciones.

Si alguien me sigue en Twitter pero no le estoy aportando nada valioso para él/ella por la razón que sea (odian temas relacionados a social media, mi sentido del humor les molesta, envío links frecuentemente y hay días en que publico demasiados tweets) entonces deseo que se alejen, que me dejen de seguir, porque quiero que la experiencia de los demás en Twitter sea tan enriquecedora para ellos como lo es para mi.

Si no encuentras valor en lo que está pasando a tu alrededor, levántate y aléjate. No es nada personal, se trata de crear una experiencia propia de alta calidad. Nadie está comprometido a seguir a nadie ni cabe disculpa por no hacerlo o dejar de hacerlo, cada quien puede hacer de su Twitter un papalote. No vale la pena derramar lágrimas digitales por separaciones en Twitter, donde puedes encontrar a más y más personas que encontrarán valor en tu timeline.

Si participas en Twitter de forma auténtica, deja de obsesionarte

Si no eres un vendedor, acarreador de visitas a tu página, spammer, troll o un hater, entonces probablemente estás participando en Twitter en la forma más auténtica en que sabes hacerlo. Tienes conversaciones basadas en tu personalidad y esa es la esencia de Twitter, o al menos, debería de serlo. Y si de casualidad eres uno de esos embusteros, zánganos y agresivos que mencioné anteriormente, ¿Por qué necesitas que un servicio como Qwitter te diga porque otros usuarios te dejaron de seguir? Es obvio.
¿Y que tal si eres tu quien decide dejar de seguir a otro usuario? ¿Los haces discretamente o lo anuncias a los cuatro vientos para que todo el mundo se entere? Si alguien avisa públicamente que ha decidido dejar de seguirte, te aconsejo que no prestes atención, y mucho menos te quejes de ello, desde ya te puedes dar cuenta que como seguidor nunca valió la pena, ¿así que para que hacer berrinches infantiles?
Es imposible tener contentos a todos

En vez de enfocarse en las razones por las que una persona en particular decide que ya no quiere seguirnos, ¿porque no mejor concentrarnos en traer algo valioso a las personas que aún se encuentra en nuestra lista de seguidores?
No gastemos energía analizando a esos pocos que nos dejan de seguir, mejor encontremos la manera de fortalecer los lazos con quienes aún tenemos contacto para mejorar su experiencia y la de nosotros. ¿Qué haces para asegurarte que tus seguidores encuentren algo bueno en ti, cada día?
Seguramente me puedes enlistar varias razones por las que Qwitter, FriendorFollow y Twitterless (entre otros) son útiles y hasta educativos o algo, pero la verdad es que esas excusas solo sirven para darle más vueltas al asunto. Nunca podré hacer que el mundo entero me ame, así que prefiero quedarme con la comunidad que he formado a mi alrededor, conformada por quienes están ahí porque quieren estarlo, y  tratar de darles lo mejor que tengo para compartir todos los días. Para mi Twitter es para compartir, conectar y aprender, así que he decidido enfocarme en esos elementos, manteniéndome alejada de esas herramientas que te dicen quien te dejó de seguir y por que.
Y tú, ¿te obsesionas por el unfollow en Twitter? ¿Te lo tomas personal cuando alguien te deja de seguir? Y si te hace sentir mal, ¿es porque perdiste a un seguidor como número o es porque perdiste a una persona que considerabas especial?