Ya se ha discutido bastante acerca de lo que Social Media es, existen varias definiciones y aún más definidores del término. Después de que tanta gente hoy en día se autoproclama como experta en social media, en especial aquellas personas que se han dedicado el tiempo suficiente al e-marketing como para creer entender todo acerca de esta “nueva ciencia”, el término ha sido satanizado y hasta “vetado” dentro del vocabulario de muchos para no ser identificado como parte de este tipo de “secta de charlatanes” que creen tener el santo grial que posee la respuesta de como la gente debe hacer uso de las redes sociales.

Social Media es lo que hemos venido haciendo desde hace muchos años en las salas de chat y en las redes sociales, es la forma en que interactuamos, es el aspecto social y la razón de la existencia de la tecnología en comunicaciones que permite la interacción bilateral y multilateral, vaya, es el producto final de estas herramientas. No confundamos, social media no son las redes sociales, sino su consecuencia.

El término social media es el de reciente creación, y nace debido a que la interacción en las redes sociales dejan de ser solo de carácter personal, a que pueden lograr una influencia escalable, a que pueden proyectarnos públicamente, a una posibilidad tangible de democratización en la información gracias a la tecnología. No sé si el término “social media” desaparezca algún día y encuentre una palabra(s) nueva para describir las técnicas que usamos para relacionarnos en las redes, o encuentre un término en español que sea generalizado, lo que es un hecho es que esas técnicas seguirán existiendo y seguirán evolucionando.

Si tu mente aún está dando vueltas para tratar de llegar a una definición y descubrir cual debería ser el uso de social media, entonces probemos un enfoque diferente, señalemos lo que social media NO es.

Un Escenario
Hubo una vez en que las personas se conformaban con ser audiencia, con sentarse y escuchar, a ser el público al que se les presentaba algo, y si, a ser interrumpido cuando se acercaba un micrófono a sus labios. “¡Observa nuestro nuevo y maravilloso producto!” “¡Admira lo inteligente que somos!” “¡Solo yo te puedo decir como sucedió!” Esos días están cambiando rápidamente, y las personas quieren interactuar y dar sus puntos de vista, no solo limitarse a observar. Social media les da a los ciudadanos y consumidores la oportunidad de calificar un producto o servicio, de recomendarlo, de hablar sobre un suceso/situación de importancia nacional o local. Están preparados y dispuestos para el dialogo.

Un concurso de popularidad y de números
Seguidores en Twitter, amigos en Facebook, conexiones en LinkedIn, suscriptores de RSS. El mundo online está lleno de personas que se jactan de lo populares que son y del número de redes donde participan. Es donde no concibo a un mundo donde marketing y social media vienen a mezclarse en la mente de algunas personas. En marketing los números y la popularidad puede ser un factor muy importante para lograr objetivos, en social media pierde relevancia y utilidad.

A menos que digas algo que vale la pena escuchar, y a menos que tengas la disponibilidad de conversar con tu comunidad de forma bilateral, esos números no importan, son solo eso y nada más, números. Formar una comunidad grande a tu alrededor es genial, pero es el nivel de atención y lo que tiene el verdadero valor. He observado como personas con muchos miles de seguidores sostienen conversaciones con las mismas 10-30 personas en su timeline. Hagan lo mismo que yo, analicen a estas personas “populares” podrán verlo ustedes mismos, la mayoría cuenta con un círculo pequeño de interacción.

La solución mágica
Social media no es la solución mágica a todas las necesidades personales, profesionales y empresariales. Y no solo porque es algo de lo que “todos” están hablando significa que funcione igual para ti como para otras personas u organismos. Social Media no le asegura el éxito a nadie, es una opción, y generalmente es positivo tomarla, pero luego puede volverse una opción de catastróficas consecuencias si la forma de hacerlo no es planeada o es dispersa.

No hay duda en que tienes que poner atención a social media porque no se va a ir a ninguna parte, no está de paso y realmente está cambiando el panorama de la mercadotecnia, las comunicaciones y la forma de relacionarse con los clientes. Sin embargo, en necesario tomarse el tiempo de evaluar el porque social media debería ser parte de tu estrategia, y sobre todo, cuales son las herramientas adecuadas para empezar a involucrarte.

Para “Expertos”
Para empezar, si social media fuera solo para expertos yo no tendría este blog y no estarías leyendo esto.  Nunca te proclames como experto, y por favor, nunca permitas que alguien te califique como experto. ¿Hay personas experimentadas y con conocimientos en social media como para ser considerados como consultores? si, tal vez encuentres algunos por ahí si tienes suerte y sabes como buscar. Otros solo somos entusiastas que seguimos aprendiendo y compartiendo acerca del tema.

He encontrado a personas que su personalidad, honestidad y creatividad les ayuda a hacer social media sin años de conocimientos y sin gran esfuerzo (y a veces sin abarcar más de una red social) y por otra parte, he encontrado a muchísimas personas que presentan varias “credenciales” como expertos en social media y que no hacen nada diferente al tradicional y viejo marketing online, y hasta incurren en spam como estrategia, solo que esta vez a través de las redes sociales, entre más redes abarcan para cometer sus atrocidades, “mejores” son.

No tienes que ser un “experto” para hacer social media, si eres curioso, determinado, te gusta relacionarte y tienes entusiasmo por descubrir el potencial en otras personas, vas por buen camino, independientemente de cual sea tu profesión y propósito. Cometerás errores, escucharás y aprenderás. Podrías sorprenderte al descubrir que con solo un poco de esfuerzo y constancia en relacionarte es suficiente para encontrar un valor.

Hay otras cosas que podría incluir en esta lista de lo que social media NO es, pero para concluir, prefiero decir que es y continuará siendo acerca de construir tu comunidad y tener conversaciones constructivas. Adopta esta filosofía e irás por buen camino.