Los sitios de reseñas deben ser parte integral de social media. Como consumidores, nos interesa tener las mejores experiencias con los productos y servicios que adquirimos cotidianamente. Queremos disminuir el riesgo de decepción, queremos ahorrar tiempo y dinero, y al mismo tiempo, obtener la mejor calidad posible. ¿Y que mejor que otros consumidores para hacernos recomendaciones y prevenirnos? Los sitios de reseñas en la Web funcionan como la publicidad de boca en boca pero alcanzando extraordinarias dimensiones en audiencia y en exposición permanente.

Sin embargo, los sitios de reseñas simplemente no existen en idioma español, y los pocos que existen están mal programados, desorganizados y olvidados. Son víctimas de la negligencia de sus creadores. Todos los días se agregan nuevas herramientas para Twitter, Facebook y otras populares redes por parte de talentosos desarrolladores, pero estamos olvidando que nuestra experiencia en la Web social representa mucho más que la información y la interacción en tiempo real, hacen falta sitios que mejoren nuestra calidad de vida como consumidores.

Millones de reseñas y ratings de productos y servicios que aportan los consumidores pueden ser encontrados en Amazon, CitySearch y otros sitios Web a disposición del usuario, quien tiene la oportunidad de examinar la opinión de otros acerca de bienes domésticos, restaurantes, hoteles, artículos de lujo y muchos otros. Esto es social media en el contexto de influencia en la decisión de compra por otros consumidores.

La importancia de los productos simples

Es difícil de imaginar que a alguien pueda importarle un simple afilador de cuchillos de cocina de un costo menor a los diez dólares, lo suficiente como para tomarse el tiempo de escribir una reseña acerca de sus impresiones y compartirla con el mundo a través de Internet, sin embargo, han sido 264 usuarios de Amazon a los que el AccuSharp 001 les ha importado lo suficiente como para hacerlo.

Algo como un afilador de cuchillos no es algo que la gente verá anunciado en los medios tradicionales o en publicaciones online, pero gracias a las plataformas como Amazon, este producto en particular recibe fuerte promoción en el mismo punto de venta donde la publicidad sería muy poco convincente para la mente del consumidor.

El ejemplo de este afilador de cuchillos, que es un ejemplo de muchos, demuestra que a los consumidores realmente les interesa compartir sus impresiones de productos o servicios, especialmente cuando quedaron muy satisfechos, o al contrario, cuando se sintieron estafados.

Mi experiencia usando sitios de reseñas:

En mi experiencia personal debo decir que soy asidua a varios sitios de reseñas, antes de visitar un restaurante nuevo, por ejemplo, visito CitySearch para saber si el servicio y la comida es buena, a veces vale la pena visitar un lugar aunque la espera en la mesa sea larga, pero al menos ya voy preparada para que eso suceda debido a que encontré ese dato en las reseñas. Así me evito experiencias inesperadas o desagradables.

Antes de comprar el auto que actualmente conduzco visité Autotrader.com, sitio en el que además de encontrar autos en venta, las personas comparten comentarios acerca las experiencias y las características de sus vehículos. Al obtener mi Jeep Liberty sabía ya que el sistema para abrir y cerrar las ventanas era confuso y que el espacio en la guantera era muy limitado, y que sin embargo, valía la pena hacer la compra debido a que los atributos eran mayores.

Durante el tiempo que estudié en Rochester Community and Technical College y posteriormente en Normandale Conmunity College, RatemyProfessor.com me fue bastante útil, este sitio agrupa a todas las escuelas de nivel superior de Estados Unidos donde los estudiantes ingresan comentarios y la calificación que le otorgan a sus profesores, y debo decir que no solo evité a malos maestros usando este servicio gratuito, sino que también encontré profesores que ya en clase resultaron verdaderamente memorables.

Así mismo, me confieso fanática de los zapatos, y me encanta que sitios como DSW.com cuenten con el sistema de calificación y comentarios para sus clientes, donde se me permite saber tres cosas acerca de un par de zapatos en particular: Que tan acorde va con la talla, que tan ancho o angosto es y que tan cómodo es, esto, a través de líneas de rango. Y por último, quiero mencionar otro sitio, uno especializado en calificar y compartir reseñas de cosméticos, makeupalley.com, donde los usuarios pueden inclusive agregar fotografías personales usando los productos. Ah, y desde luego, no olvidemos a CNET, mi televisor, mi PC y todos mis electrónicos han sido analizados y comparados a través de las reseñas de los editores de CNET y sus lectores.

Como consumidores, confiamos más en otras personas que ya han usado los productos y servicios que nos interesan, y cada vez confiamos menos en la publicidad tradicional. La publicidad de boca-en-boca logra ser más convincente y efectiva, sin embargo, este hecho parece no estar siendo explotado en social media en Latinoamérica, ni por el consumidor ni por las marcas, siendo que ambas partes resultarían muy beneficiadas al crearse plataformas con este propósito.

En social media, las personas somos influenciadas por personas con intereses similares a los nuestros, las reseñas y calificaciones juegan un rol cada vez más importante en la Web social, ya que ofrecen un toque personal desinteresado que se enfoca en el punto de vista del consumidor y sus comunidades. ¿Cuándo empezamos a crear estas plataformas?

Foto: gettyimages.com