La Copa del Mundo llegó a su fin y España salió triunfante por primera vez en la historia, sin embargo no fueron los únicos que salieron triunfantes por este gran evento. Como ya sabemos Sudáfica 2010 fue el mundial en donde social media se hizo ver en todo su explendor y cambió la forma en que los fans de este deporte experimentaron un mundial. El tráfico en Twitter y Facebook aumento de manera descomunal desde que la copa del mundo empezó, convirtiéndose en un espacio para celebrar y para expresar enojo, frustración e inconformidad.

Las redes sociales lograron que la barrera entre los espectadores en el estadio y los que estaban del otro lado de la pantalla desapareciera. El nivel de tweets durante el evento fue  mucho mayor que en cualquier otro evento en el mundo. Japón impuso un nuevo record al producir 3283 tweets por segundo, también durante el partido entre la selección de Estados Unidos contra Inglaterra, el 30% de las actualizaciones de Facebook estaban relacionadas a ese partido.

Quizá una de las razones de este gran desarrollo de social media en la copa del mundo se debe a la gran cobertura televisiva y a su relación con ella. Durante mucho tiempo se ha pensado que social media podría ser una amenaza para la televisión, pero este evento ha demostrado que no es así y los fans del futbol han aprendido a combinar estos medios, viendo un partido por TV mientras siguen el interminable timeline en Twitter. La cantidad de aplicaciones online e incluso para móviles, que permitieron seguir las transmisiones en vivo y al mismo tiempo darle seguimiento en tiempo real a la actividad en las redes, mostraron  que existe un medio en donde social media y la TV pueden coexistir, principalmente durante un evento deportivo de esta magnitud.

Felicidades a España por ese triunfo tan merecido, felicidades a las redes sociales por el éxito alcanzado gracias a este magno evento, pero sobre todo felicidades a los usuarios de estas redes que finalmente son los que están detrás de este éxito. Twitter y Facebook han cambiado y seguirán cambiando la forma en que vivimos los grandes sucesos del mundo. ¡Enhorabuena!